Las mujeres hacemos muchas cosas por lucir bellas. Afeitarnos es una de ellas. Seguramente, lo has hecho más de una vez y te parece un proceso facilísimo que después de tantos años estás segura que dominas a la perfección. Y efectivamente, afeitarse es un proceso súper sencillo que forma parte de nuestra rutina desde hace muchísimos años. Sin embargo, a veces lo hacemos de forma tan automática, que perdemos de vista algunos pequeños trucos que pueden hacer el proceso más cómodo, la experiencia más agradable y el resultado increíble. 
Hace unos días, el equipo de Gillette Venus Breeze compartió conmigo algunos tips para llevar nuestro afeitado a otro nivel. Y cómo sé que a muchas por aquí les resultará útil, se las muestro a continuación: 
1) Si tienes vellos enterrados sabes que pueden ser incómodos e incluso pueden llegar a ser muy dolorosos. ¿Sabías que son una de las principales quejas de las mujeres que se afeitan? Y resulta que eliminarlos es muy sencillo: solo tienes que realizar una ligera exfoliación antes de afeitarte. Con ligera me refiero a deslizar una esponja suave por las áreas que vayas a depilar. Humedece la zona y frota con la esponja. Suavizará el vello y ayudará a “desenterrar” aquellos vellos que aún no logran brotar a la superficie. Después realiza tu afeitado de forma normal.
2) Realiza movimientos ligeros. Presionando demasiado no hará que tu afeitada sea más al ras. Lo único que haces es recoger más células muertas de la piel que causando fricción y, por consiguiente, más irritación. Tu afeitadora debería deslizarse sobre tu piel y no rasparla. Si no se está deslizando con facilidad, es porque ha llegado la hora de cambiar el cartucho. 
3) Después de entrar a la ducha, espera por lo menos 2 o 3 minutos antes de afeitarte. Esto asegurará que el vello está hidratado, suavizándolo y facilitando su eliminación. Si estás usando la Gillette Venus Breeze, no tienes que perder tiempo aplicando una crema per-afeitado. ¿Recuerdas que te hablé de ella? 
4) Utiliza una rasuradora especialmente diseñada para la mujer.  Muchas han sido diseñadas especialmente con tecnologías ideales para nosotras e incluso tienen barras de gel incorporadas que ayudan a lubricar la piel y ofrecer una suave depilación con tan solo una pasada. 
En promedio, las mujeres se afeitan de 2 a 3 veces por semana, aunque algunas lo hacen todos los días. El vello de las diferentes áreas del cuerpo puede tener diferentes ritmos de crecimiento y depende completamente de la genética de cada persona. Por ello, la frecuencia adecuada es la que mejor se ajusta a tu rutina diaria y te hace sentir bien contigo misma. Si quieres saber más sobre los rastrillos de Gillete Venus ingresa a este enlace
Imagen: Emily Hill 
Esta nota NO ha sido auspiciada. El contenido ha sido compartido por el equipo de Gillette Venus.