Si son como yo sentirán que el frío es más intenso por las mañanas y las noches y no se dejarán llevar por el sol del mediodía. Sinceramente, nunca entenderé a las personas que empiezan a sacar los trapos veraniegos y más ligeros en octubre, ¡aún tenemos un poco de invierno por aprovechar! ¿No les parece? Veo a la gente con polos manga corta e incluso sandalias caminando de un lado a otro y no hago más que abrigarme y ponerme otra chompa más. 
Y si bien reconozco que el cima ya no está tan frío como para usar chalinas gruesas, quizás la gripe que ronda mi ser puede justificar el por qué llevo una en el look de hoy. Y es que nunca está de más un poco de abrigo. Eso y que además, éste fue uno outfit que usé hace unas semanas, cuando el sol seguía fuera de Lima. 
Siempre les he dicho que la combinación denim on denim es de mis favoritas y que siempre me salva cada vez que no sé qué ponerme y esta vez no fue la excepción. Sobre todo porque quería usar este abrigo blanco y negro que había comprado hace un tiempo y que sinceramente, solo tiene tres puestas, creo que será otra de las prendas que debo usar más seguido de lo contrario acabará en la Venta Secreta. Por cierto, ¿ya vieron lo nuevo? 
Antes de dejarlas con el resto de fotos de hoy quiero hacer una aclaración: no me he hecho las mechas californianas. Mi último tratamiento fue el flamboyage hace un tiempo pero como se darán cuenta, me falta un retoque. Ya les contaré en los próximos días a dónde fui para renovar mi look

Mi look
Chalina: Marc Jacobs | Saco: H&M | Camisa: MNG | Jean: Denimlab | Cartera: Michael Kors | Zapatos: Jeffrey Campbell 
Fotos