Una nueva tendencia está acaparando el mundo de la moda y no me refiero a un nuevo color o accesorio. Lo que está causando sensación es en este momento entre los más famosos y renombrados diseñadores y casas de moda es realizar campañas en las que los modelos son hermanos o tienen alguna relación. Y luego de las fotos de Kim y Kanye para Balmain, el mejor amigo de las Kardashian, Oliver Rousteing, decidió repetir la fórmula y juntó a los hermanos de moda del momento. ¿El resultado? Una campaña espectacular con Kendall, Kylie, Gigi Hadid y su hermana Bella, entre otros personajes famosos.