Una blusa blanca es un clásico en cualquier guardarropa. Pero hoy, ésta se reinventa.

Okey. Hablemos primero de la nueva blusa blanca. ¿Qué ha pasado con esta clásica prenda? Pues que esta temporada se renueva con detalles, cortes e irregularidades que la hacen aún más deseada entre todas las fashionistas. No en vano es una de las tendencias que se mantiene vigente este verano.

La que te muestro hoy es ideal para cualquier outfit casual y por qué no, también para ir a trabajar. A pesar que el detalle detrás parezca revelar algo de piel, créeme que es apropiado ya que si usas un buen pantalón a la cintura, pasará totalmente desapercibido. Lógicamente te digo que esta blusa funciona para llevar por la tarde o para enfrentar al aire acondicionado de tu oficina.

Si encuentras blusas de este estilo, que tengan un detalle diferente pero que no rompa con lo clásico de la prenda. Dale y llévatela, si te gusta obviamente. La que estoy usando es de Shein y la compré hace un mes aproximadamente y antes de que entres al enlace te adelanto: ésta es una tienda online totalmente confiable, el tiempo de entrega es de 3 semanas a un mes. Eso si, revisa siempre los comentarios y reviews de cada prenda ya que, al ser una página china, muchas veces una que otra prenda no es tal como la imagen. No me ha pasado porque siempre reviso esta sección, por eso digo, hay que leer bien.

Ahora sí, hablemos del final de La La Land. Cuando hice el artículo sobre si valía la pena verla, tuve que contenerme y no hablar de más ya que no quería dar spoilers. Pero aquí sí los daré así que si aún no la has visto, no sigas leyendo. Te voy a arruinar toda la película.

Empecemos por la genialidad del guionista al desarrollar una historia romántica en la que los dos protagonistas no terminan juntos. Y no es que sea una grinch del amor pero realmente me sentí satisfecha con el final. No todo es color rosa y no todos nos quedamos con ese gran amor que nos motivó a ser mejores y perseguir nuestros sueños. Tal como dije hace unos días, La La Land presentaba una lucha entre el amor y la ambición, y yo siempre estaré a favor de lo laboral antes que lo sentimental así que para mi ese final tenía sentido.

¿Acaso Mia tenía que irse a Paris y Sebastian detrás de ella? No. El sueño de Sebastian era tener su propio club de jazz, en Los Ángeles. O en cualquier lado, pero lo iba a tener en un solo lugar. Como actriz, Mia puede ir a todos lados.

Hace poco mientras hablaba con un ex que ahora se ha convertido en un buen amigo y consejero, recordábamos cómo fue nuestra relación y por qué terminó. Digamos que los astros, y una tercera persona, se cruzaron para hacernos ver que no debíamos estar juntos. Como te dije en otro artículo, el universo tiene planes para nosotros.

Desde esa plática no he podido quitarme las palabras que el ex-ahora-amigo me dijo: “él era lo que necesitabas en ese momento”. Estaba haciendo referencia a la tercera persona que intervino y con la que estuve por cinco años. Alguien que efectivamente, era lo que necesitaba en ese momento para crecer en todo sentido, sobre todo en lo profesional. Y vaya que me ayudó. Sin él yo hubiera tirado la toalla hace rato y el blog no sería lo que es hoy. Imagínate.

Por eso digo, a pesar de ser un musical y vendernos un mundo lleno de canciones y sentimientos, La La Land es una película que en cierta forma refleja la realidad: que para cumplir nuestros sueños tenemos que hacer algunos sacrificios. Todas necesitamos un Sebastian que nos empuje a ser mejores (es más, todas debemos buscarlo) y si el universo quiere que él sea quien nos acompañe toda la vida, pues así lo será. Y si no, no te preocupes, escucha “Someone in the crowd” y sigue soñando porque “someone in the crowd will be the one you need to know…”

Aquí el detalle de lo que llevo puesto:

Lentes: Dolce & Gabbana

Blusa: Shein

Cartera: Louis Vuitton

Falda: Sybilla

Sandalias: Basement