Sonará cliché pero una Semana de la Moda es como Disney para todas las que amamos este fabuloso y creativo mundo. Ser testigo en primera o tercera fila de grandes colecciones preparadas con mucho detalle y profesionalismo y observar las tendencias en vivo y en directo es algo que realmente emociona a cualquier fashion lover.  

Las que me siguen desde hace un tiempo saben que mi último paso por Nueva York marcó mi tercera temporada en una Semana de la Moda en esta ciudad y que también he tenido la grandiosa oportunidad de ir al Fashion Week de Paris. Ambos fueron una increíble y enriquecedora experiencia. Y si bien durante estos días el trabajo es mucho más  intenso y me la paso de amanecida en amanecida escribiendo en el blog,  compartir la información que puedo recopilar con ustedes, así como parte de mis aventuras diarias, hace que todo valga la pena. 
¿Recuerdan que el año pasado les mostré cómo es el backstage de un Fashion Week? Bueno, ya sé que estoy un poco tarde con el post de tendencias y reseñas de desfiles, además, esta vez quiero contarles lo que fue esta Semana de la Moda a través de las fotos de los backstages, desfiles y presentaciones que cubrí pero antes de eso voy a  hablarles de lo que realmente es una Semana de la Moda, siento que es mi deber de bloguera aclarar algunas dudas que he podido identificar en algunos de sus comentarios en mis redes sociales. 

En Perú nuestro referente más cercano a un evento relacionado a la moda son el Perú Moda y el LIF Week. Empecemos por diferenciar ambos: Perú Moda es un evento organizado por PromPerú y su objetivo es reunir lo mejor de la oferta exportable peruana en confecciones, calzado y joyería a través de la feria en la que participan distintas empresas que tengan algo que ofrecer dentro de estas categorías. Paralelamente a la feria, se llevan a cabo distintos desfiles en los que se presentan marcas y diseñadores locales, pero también del extranjero. Las personas que asisten al Perú Moda son en su mayoría, compradores internacionales. Para asistir a la feria, debes registrarte. Para asistir a los desfiles, alguien debe invitarte. El Perú Moda se lleva a cabo una vez al año. 
El LIF Week es un evento que sirve como plataforma para que diseñadores peruanos muestren sus nuevas colecciones al público. Se realiza dos veces al año, por temporadas (invierno y verano). Cada edición cuenta con un diseñador invitado internacional. El LIF Week es organizado por Efraín Salas y su equipo de organización de eventos (con el apoyo de El Comercio). Para asistir al LIF Week debes comprar tu entrada, ser invitado por algún diseñador o registrarte como prensa. 
Las Semanas de la Moda más importantes del mundo se llevan a cabo en Nueva York, Londres, Milan y Paris. Los desfiles que se realizan en cada una de estas ciudades buscan mostrar a las distintas industrias de la moda lo que cada diseñador y marca lanzará el año siguiente para así incrementar sus ventas. La organización de cada uno varía, en el caso de Paris, la Fédération française de la couture lleva las riendas. Nueva York tiene al Council of Fashion Designers in America, Inglaterra al British Fashion Council y el caso de Milan, la Camera Nazionale della Moda Italiana es la asociación sin fines de lucro que coordina y promueve el evento. Las entradas no están a la venta, entre los asistentes se encuentran editores de revistas de moda, celebridades, bloggers de moda, compradores y más gente relacionada a la industria. Los desfiles se realizan en distintas horas del día, arrancando desde la mañana hasta la noche. 
Me pareció importante darles estos detalles. Estas cuatro ciudades y sus distintas Semanas de la Moda imponen las tendencias de todo lo que usaremos, ya sea ropa, accesorios, maquillaje o peinado. No importa si no sea de la misma marca o diseñador, de alguna u otra forma accederemos a ellos. Quizás alguna tienda retail traiga algo parecido a lo que Dior mostró en su último desfile o Zara tenga una versión low cost de los Chanel que todas las chicas de moda tienen, pero si bien algo es cierto, lo que sucede durante todo ese mes de la moda, será lo que nos llenará de inspiración a la hora de vestirnos. 
Para ya no alargar más mi relato, las dejo con las fotos que les había comentado. Sigan hasta el final porque aún continuo contándoles más cosas, una de ellas tiene que ver sobre una anécdota que empezó el año pasado. 

Continuando con mi relato, les cuento la historia de la foto imposible con Christian Siriano. Como todo el mundo, empecé a seguir a Siriano desde que apareció en Project Runway y no puedo evitar pensar en la palabra “fierce” cada vez que lo veo. Gracias a Mac Cosmetics he tenido la suerte de cubrir el backstage de sus dos últimas colecciones de Primavera Verano en el New York Fashion Week. Recuerdo que la primera vez que me crucé con él quedé estática cuando de casualidad, nos tropezamos. Mi primera reacción fue la más fangirl de todas (en mi mente) porque tenía que mantener la compostura y profesionalismo, él me dijo “excuse me“, sus disculpas eran realmente sinceras, después de todo nos habíamos chocado. Todo duró un segundo y él continuó dando indicaciones a su equipo. Recuerdo que Jonathan me dijo que esa era la oportunidad perfecta para pedirle una foto juntos pero no lo hice porque estaba realmente muy nerviosa, además que lo veía muy concentrado en su trabajo. Simplemente sentí que no era el momento. Siempre me pasa eso cuando veo gente famosa y que admiro, me cuesta mucho hablar, pensar y bueno, pedir la foto. 
Este año me tocó nuevamente cubrir el backstage de Christian Siriano. Y pensé que esta sería la ocasión para pedirle la foto, pero otra vez los nervios me ganaron y solo pude hacer un video que subí en Facebook, ¿lo vieron? La tercera será la vencida. ¡Espero! Aunque en realidad el solo hecho de haberlo visto dos veces y haber presenciado su desfile por primera vez es más que suficiente (además que pude conocer a Alicia Silverstone, a lo lejos claro).  Las imágenes hablan por si solas. Toda la colección, el setting y la puesta en escena estuvieron espectaculares. Éste fue uno de mis backstages y desfiles favoritos. 
La verdad, ahora que lo pienso bien, esta última Semana de la Moda en Nueva York pasó en un abrir y cerrar de ojos. Sin darme cuenta, entre todo el ajetreo diario en mi ciudad favorita, las amanecidas subiendo las fotos de mis looks y otros deberes, todo terminó sin que pueda sentarme con calma a contarles al detalle todo lo que vi y aprendí en este nuevo Fashion Week al que he tenido nuevamente la suerte de asistir. Y lo digo de esta forma porque en serio, cuando empecé con el blog, siempre veía este tipo de imágenes con mucho entusiasmo y pensando cómo sería poder ver en vivo todo esto y ser parte de toda esta experiencia. Realmente me siento afortunada de que este espacio rosado me permita verlo de cerca. 
Espero de todo corazón este post haya sido de su agrado, aquí entre nosotras, me ha tomado casi todo el fin de se semana largo que hemos tenido en Perú.Ahora sí me despido, ¡nunca me había extendido tanto en una nota! 
Fotografía