Existen ciertas reglas que deben romperse, pero en el caso de una boda es algo que tenemos que llevar con cuidado. Una de estos códigos de vestimenta tiene que ver con el uso del color negro, un tono que siempre está de moda y que nos favorece a todas. Antes era mal visto vestir de negro para una boda porque este color está directamente relacionado con el luto o también porque se ve como un reflejo negativo hacia el novio y la novia. Felizmente, esta regla con frecuencia es ignorada y el color negro puede usarse en ciertas circunstancias. 
Por ejemplo, si tienen un matrimonio de día, es mejor optar por colores más claros. En cambio, si la recepción es de noche, los tonos oscuros son bienvenidos y con ellos los vestidos más sofisticados, y nada grita sofisticación que un vestido negro. 
Pero para evitar la apariencia de que estás yendo de luto, el truco está en llevar algo de colores, en mi caso, decidí usar uno de los zapatos de mi colaboración con LalaLove el año pasado, me pareció súper apropiado para llevar pues la boda a la que iba era de la Queen LalaLove, Pao. ¿Qué les parece? Oh, ¿y el vestido? Fue amor a primera vista, ando un poco obsesionada con el color negro y el encaje, un detalle que ésta en tendencia en este momento. Encontré éste en Blue 7, una tienda que me encanta pues tiene opciones buenísimas y a un precio apropiado, ya sea para matrimonios, cocktails o fiestas de promoción, ¡este es el lugar al que deben ir! ¡Se los recomiendo! 

Mi peinado y maquillaje estuvo a cargo de Paloma Diaz, super make up artist y parte de mi #PinkChickGlamSquad. Si necesitan a alguien que las deje lindas para esa ocasión especial, ¡llámenla! Ahora las dejo con las fotos, ¡que tengan un lindo fin de semana! 

 

Mi look
Vestido: Blue 7 | Clutch: Platanitos | Zapatos: LalaLove 

Fotos