Envios gratis por compras mayores a S/ 250
Chau 2016, gracias por todo

Una reflexión de lo que fue este 2016.

Se va un año más. Y dándole vueltas a lo que fueron estos doce meses del 2016, solo puedo decir esto: no puedo esperar a que llegue el 2017.

Las leyendas urbanas cibernéticas dicen que el 2016 es el peor año de la historia. Tantos acontecimientos en el mundo, muertes faranduleras y si mal no recuerdo hubo por ahí algo de los efectos de Mercurio y su estado retrógrado. Honestamente, no tengo idea cuál es la causa de tanta cosa loca pero lo que sí sé es que este año ha sido de aquellos y cuando tenga cincuenta voy a reírme sin parar de solo recordarlo.

¿Qué me trajo este 2016? Felizmente muchos proyectos y colaboraciones con marcas que confían en mi trabajo y en Pink Chick. Así que del plano laboral no me puedo quejar. Agradezco al universo y su inmensa energía por permitir que pueda dedicarme a algo que me apasiona y también por dejar que mi mente vuele y sueñe en grande cada vez más.

El 2016 también me trajo nuevos y divertidos amigos. Aquellos con los que puedo reírme por horas y también de quienes aprendo cosas nuevas tordos los días, algo que valoro mucho de quienes me rodean. Pero por otro lado, así como ganas amistades, pierdes otras y en ciertos casos, te das cuenta quiénes realmente merecen ser llamados amigos.

No sé por qué pero el 2016 se me hizo largo, ahora que recuerdo pienso: ¿eso paso este año? Siento que todo lo que he vivido ha sido un gran reality, el cual mis amigos más cercanos han seguido fielmente y hasta ya capitularon por temporadas.

Empezando porque desde hace unos días cometí el error de no practicar lo que prediqué vehemente en otro artículo. Por ahí leí que debes evitar tropezar con la misma piedra, pero cuando faltan pocas horas para despedir el peor año de la historia... ¿qué más da? Ojo, no te estoy diciendo que vayas y hagas lo mismo. En serio, si bebes no desbloquees. Ya cometí el error por ti, tómalo como que vengo del futuro y te doy la advertencia. Tú ya no serás tan ingenua y sabes en lo que te estás metiendo pero el pendejo sigue siendo pendejo.

Y ya que tocamos ese tema, hablemos del plano sentimental del 2016. Bueno, sigo soltera y sigo haciendo lo que quiera. Me aventuré en algo que no debí y me choqué contra la pared. Al menos conocí un nuevo lugar y me distraje por un tiempo. Eso sí, me he dado cuenta que estoy cayendo bajo el viejo estigma majareta con el que los hombres se refieren a las mujeres.Pero a ver, ¿qué mujer no tiene algo de locura en su ser? O en todo caso, ¿acaso hay hombres perfectos?

Este año he visto amigos llevando sus relaciones a un nivel mayor de compromiso. He tenido que pasar por la típica pregunta: Soledad, ¿y el novio? ¿Qué mujer mayor de 25 no ha sido invadida por la misma situación? Luego haré otro artículo más detallado sobre eso pero en caso tú también estés a punto de pasar otro año nuevo soltera, no desesperes, este será mi tercer 31 de diciembre sola y el mundo no se acaba. Por el contrario, mejora. Una mujer no se mide por la persona con la que esté al lado, si no por ella misma. [Voy a enmarcar esta frase y la pondré por todos lados hasta que se me grabe.]

No haré una relación de resoluciones para este 2017. No diré que haré ejercicios, comeré sano, leeré más, encontraré el amor bla bla bla... Simplemente dejaré que todo fluya, trabajaré más que nunca y eso será todo. El punto de esta reflexión/confesión disfrazada de un otro artículo más en el blog es aconsejarte lo siguiente: si eres como yo y tomas lo vivido (bueno y malo) como una experiencia más, felicitaciones, estás lista para recibir el 2017 y escribir un nuevo capítulo en tu vida.

Hecho con 
 Booster Perú
cross
Pinkchick

Pinkchick

Hola chicker! Gracias por tu mensaje 💖 En este momento no estamos disponibles, pero te responderemos tan pronto regresemos 🤩 Nuestro horario de respuesta en WhatsApp es Lunes a Domingo de 9 am a 7pm 🎉Compra 24/7 en pinkchick.pe 📲

Pinkchick
¡Hola Chicker!
WhatsApp