Una guía básica de cosas que no debes usar para ir a la oficina.

¿Has escuchado el dicho: vístete para el trabajo que quieres y no para el que tienes? Pues es muy cierto. Y es que todas queremos vernos profesionales en la oficina. Pero sobre todo competentes. Entonces, ¿por qué no proyectarlo a través de nuestra imagen?

Ya hemos hablado muchas veces de qué ponerte para ir a la oficina, ¿pero te he mencionado lo que no debes usar?  Aquí te doy algunos ejemplos:

1) Sandalias de playa: guárdalas…para la playa. En general, cualquier zapato muy descubierto me parece que no es ideal para usar en la oficina. En especial si no recuerdas cuándo fue la última vez que te hiciste la pedicura, ¿me entiendes?

2) Polos estampados: yo estoy a favor de la comodidad y el casual chic, pero aunque tu oficina sea la más relajada y el casual friday sea de lunes a viernes, deja tus polos de Metallica para el fin de semana.

3) Jeans rotos o desgastados: están de moda, ¡lo sé! Pero si los llevas al trabajo hará que te veas un poco desaliñada y acá entre nosotras, probablemente tu jefe o cualquier persona mayor no entienda la moda y creerá que efectivamente no te preocupas por tu apariencia (cuando todas sabemos que sí, solo que eres muy fashion forward).

4) Transparencias: ¿tengo que explicarlo?

5) Vestidos pegados: yo estoy a favor de mostrar tus curvas latinas, pero la oficina no es el lugar apropiado.

6) Cabello mojado: todas las que salimos con las justas sufrimos de esto, pero es hora de acabar con este círculo. Alístate con tiempo o en todo caso, báñate la noche anterior. Llegar con el cabello mojado a la oficina es una clara señal de que no sabes manejar tus tiempos, y nadie quiere eso.

7) Cualquier cosa que sea strapless: úsalo con un cardigan delgado o blazer para evitar mostrar mucha piel.

10)Faldas o vestidos cortos: si te agachas y muestras demasiado (o no puedes agacharte sin hacer una maniobra sobre humana) entonces guarda esta prenda para el fin de semana,

11) Cualquier prenda que debe al descubierto tu ropa interior: los bralettes están de moda, pero no para la oficina.

12) Leggings: éstas son para el gimnasio o para el fin de semana con una buena polera larga que llegue hasta la cadera.

13) Animal print: entiendo, está de moda, pero ten cuidado como lo usas. Yo lo llevaría para los accesorios, quizás un cinturón delgado o unos tacones que complementen un outfit all black o en colores más básicos como azul o blanco.

14) Demasiado maquillaje: si quieres demostrar que ya dominaste todos los tutoriales de maquillaje que has visto en YouTube, ¡perfecto! Pero asegúrate que éstos sean sobre maquillaje natural y/o maquillaje para la oficina. El contouring y el dramatic cat eye es para el fin de semana.

¿Agregarías algo más a la lista? ¿Quieres saber dónde comprar ropa para la oficina? Ingresa aquí.