Después de diez años, el diario de Pink Chick se va.

Muchas se preguntaron si cerraba el blog y qué estaba pasando en mis redes sociales pues dejé una serie de pistas donde el mensaje estaba más claro que el agua: el diario de Pink Chick se va. Hoy, por fin puedo contarte de qué se trata todo esto y puedes estar tranquila, el blog se queda. Lo que cambia es el nombre. Desde ahora, el diario de Pink Chick es solo Pink Chick y puedes encontrarlo aquí, en este nuevo espacio que con mucho cariño he diseñado para ti.

Ya lo había adelantado en mi última transmisión en vivo: no me voy a ningún lado; todo esto fue parte de una estrategia una renovación, un cambio que estaba dando vueltas en mi cabeza desde hace un tiempo y que no sabía cómo o en qué momento ejecutar. Tenía en mente esta mudanza desde que empezó el 2016 y quizás la razón de que hoy, 19 de diciembre, por fin vea la luz de sus pantallas se debe a que conforme pasaba el año, este plan empezó a tomar forma.

¿Por qué me refiero a esto como una mudanza? Bueno, empezando porque por fin estoy en WordPress. Algo que muchos de mis amigos del mundo digital me habían recomendado y que tuve aceptar a regañadientes pues el diseño que tenía en mente para la página no se adaptaba a otra plataforma más que ésta. No fue fácil para mi dejar un espacio en el que he estado diez años para pasar a otro completamente  nuevo y que casi ni conozco, pero todos los retos empiezan así y si supieran todos los planes que tengo para Pink Chick, me dirían que esto no es nada.

Pero no te preocupes, el cambio es solo en el nombre. Y vamos a seguir con el formato de blog. Y no, no voy a tener colaboradores. Sí, voy a seguir escribiendo todos los artículos que verán acá. Y esto básicamente porque no quiero perder la esencia de la página. Este espacio empezó conmigo hace ya diez años y a pesar que los retos y la carga de trabajo es cada vez mayor, voy a seguir organizándome para contarles personalmente cada cosa nueva de este maravilloso mundo; el mundo de la moda, el maquillaje, la belleza, los viajes y otros temas de estilo de vida.

A esto le sumaré mi dedicación completa a seguir ofreciéndoles contenido de calidad no solo a través de mis fotos y redes sociales si no en una de mis nuevas pasiones, los videos. Y no, no estoy anunciando que seré YouTuber, el contenido audiovisual de Pink Chick está disponible también en mi página de Facebook para que todas puedan verlo.

Ahora hablemos de las fotos, porque sé que te debes estar preguntando por ellas. Pues éstas imágenes tienen que ver en parte con este cambio y de hecho, si has leído lo que te cuento cada vez que te muestro un look nuevo, debes haber notado: mi estilo ya no es el mismo. De un tiempo a esta parte siento que menos es más, me inclino más por las prendas más sencillas, sin tanto patrón y casi ya no uso mucho color u accesorios. Estoy creciendo y hay cosas que ya no me gustan, una de ellas era tener un blog que suene a diario de adolescente.

Me siento más segura de mi misma y a pesar que la balanza me desanime, también me siento más a gusto con lucir mi cuerpo y probar cosas nuevas, entre ellas, hacer una sesión de fotos derrochando la sensualidad que no sabía que tenía y que mi amigo Rodrigo Diaz sacó a relucir en este photo shoot y que obviamente no hubiese sido posible sin Stef Quiroz a cargo del cabello y maquillaje.

Pero además del apoyo de este increíble grupo de profesionales, tuve la suerte de que jóvenes promesas del diseño, emprendedoras e incluso marcas renombradas y bien posicionadas en el mercado confiaran en mi y en este nuevo proyecto. Empezando por Guillermo Von Kollman, quien me prestó algunas prendas de su última colección Edén SS2016, ganadora del Flashmode 2016; también la súper linda Sandra Sevil de Sophie Crown, que me ayudó a elegir las piezas que reflejen el mood que queríamos mostrar en las fotos; Nati Agois de Lulipa, una marca que he visto crecer desde que empezó el blog y que te recomiendo a ojos cerrados; Ileana de Sicurezza, que me dio la ropa de baño que no dejaré de usar este verano y que además calzó a la perfección en estas fotos y finalmente, dos de mis marcas de zapatos favoritas, Aldo y Steve Madden.

Y porque muchas chicas que quieren incursionar en el mundo de los blogs y videos me han pedido este dato, voy a mencionar a dos personas con las que no hubiese logrado nada de esto, una de ellas es Marcelo Saavedra, que tuvo la genial idea de realizar el teaser que vieron ayer en mis redes sociales y finalmente, a Eduardo Brenner, a quien desde hace seis años le he confiado gran parte de las cosas más técnicas del blog y que me ayudó a terminar la implementación de esta plantilla, armar cada sección y básicamente dejar la página tal y como la había imaginado. Amigo, muchas gracias por aguantar todos los cambios que te pedía y de paso mi neurosis en todo este proceso, ¡ha quedado increíble, eres el mejor!

Ahora me voy, no sin antes decirte que si este también ha sido un año distinto para ti, toma todo como un aprendizaje y un gran reto. Te lo digo de todo corazón. Y es que realmente el 2016  ha sido tan extraño que no solo ha cambiado mi forma de ver ciertas cosas, podría decir que incluso ha modificado mi forma de ser, mi forma de pensar, pero sobre todo, ha hecho que me trace nuevas metas y que mi mente empiece a soñar aún más.