Uno de los protagonistas del invierno fueron las botas altas. Todas estuvimos -y creo que aún seguimos- obsesionadas con ellas. Si aún no tienes unas, te sugiero visitar el blog La Vitrina de MegaPlaza para que veas todas las tiendas que tienen descuentos buenísimos en botas altas. Con esto ya no hay excusa para que no tengas un par y puedas usarlas en estos días fríos que nos quedan y también el próximo invierno porque sí, esta moda seguirá por un tiempo más, créeme. 
Si eres de baja estatura, no te dejes intimidar por las botas altas. Yo mido un metro y cincuenta seis centímetros y después de pensarlo una y otra vez decidí comprar las que te muestro en el artículo de hoy y que, si has seguido atentamente mis outfits en el blog y mis redes sociales has visto que he usado en varias oportunidades. Y es que las botas altas pueden hacer que tus piernas se vean más largas que de costumbre y cuando las combinas con un pantalón pitillo y una camiseta o chompa ancha, aumenta “su poder de alargamiento”. 

Es por eso que ésta fue mi elección para el look de hoy. La chompa que llevo es de mi papá. Cada vez que quiero usar algo oversized, elijo algo de su guardarropa. ¿Te he contado que mi papá es tan o más amante de la ropa que yo? True story. En fin, volvamos al tema principal de hoy: ¿cómo usar botas altas? Hay algo que debes tener en cuenta: no importa tu tipo de cuerpo, ¡sí puedes usarlas! Después de leer mucho en el ciberespacio, ésta es mi conclusión. Pero como todo, la clave está en seguir al pie de la letra los trucos y consejos que nos proporcionan la inmensa cantidad de inspiración que podemos encontrar online
Desde hace un tiempo analizo mucho lo que me voy a poner, recopilo mucha información y guardo mi inspiración y referencias en Pinterest. Lo primero que hago es identificar a mis fashion icons favoritas, si son de mi estatura, ¡mejor! Luego reviso mis revistas de moda favoritas, busco en Internet y finalmente selecciono cómo puedo combinar ciertas prendas y accesorios. Y algo que he aprendido en el camino es que siempre hay que tener cuidado en balancear las proporciones, sobre todo cuando usas prendas que de cierta forma llaman mucho la atención o son imponentes, tómese en este caso, las botas altas. Éste es el principal motivo por el que el bolso que elegí como complemento de esta tenida es pequeño. 

Para nosotras, las petites, lo más importante, por más obvio que suene, es cuidar que no se te vea más baja de estatura. Es por eso que las botas altas que elijas deben ser de tacón delgado o medio. Si quieres verte más alta, usa jeans o leggins del mismo color que las botas. Si quieres probar con botas en tonos marrones, recuerda que debes evitar hacer combinaciones con mucho contraste entre el pantalón y las botas. Por eso es que en el outfit de hoy dejé que el color azul sea otro de los protagonistas y como me sentía algo innovadora, agregué una bandana roja de Asos que compré hace tiempo. ¿Recuerdas que te hablé de esta tendencia? Pues bien, aún puedes usarla. Y si te preguntas dónde comprar este tipo de pañuelos, he visto que en la calle Schell, en Miraflores, hay unos puestos ambulantes donde las venden. No digas que no te avisé. 
Las botas altas también son ideales para las chicas con curvas, elige unas que te queden exactamente sobre la rodilla y como te dije líneas arriba, lúcelas con jeans oscuros del mismo tono que las botas. Y en la parte de arriba, lleva blusas o chompas que te lleguen debajo de las caderas. Algo como lo que he hecho hoy también.

Aquí el detalle de lo que llevo puesto hoy
Bandana: Asos 
Chompa: de mi papá 
Cartera: Louis Vuitton 
Jean: Squeeze 
Botas: Steve Madden 
iPhone case: Moschino