No matter where you are, en el Caribe o en Europa… el verano es azul.

Definitivamente algo nos pasa a todos en el verano. Somos más felices, queremos disfrutar más los días y aprovechar el tiempo al máximo. Después de todo, son casi cuatro meses en los que el sol nos acompaña por más tiempo y esto nos motiva a hacer más cosas. ¿Cierto?

No sé si soy la única pero para mi esta época del año es la mejor ya que pongo todo en perspectiva y entro en una etapa de revisión y preparación para los meses que vienen. Tanto en lo laboral como en lo personal. Enero es siempre un mes de prueba, febrero es el mes en que todo empieza a tomar forma y a partir de marzo arranca lo bueno.

Por mi parte he estado trabajando en contenido para el blog y en mil y un proyectos que tengo en mente. Todos los días despierto a las seis de la mañana para avanzar con mis pendientes, pero a diferencia del año pasado, esta vez he separado un momento para mi. Y para mis verdaderos amigos. Aquellos con los que me río por horas, aquellos a quienes les puedo pedir un consejo y entre sermones y más risas, me ayudan a crecer como profesional y como persona. Aquellos con los que sé que puedo contar en cualquier momento.

Y gracias a esos amigos es que he decidido dejar de pensar en el qué dirán. Además de tomar la grandiosa decisión de vencer poco a poco la timidez y mostrarme cómo siempre he sido. Gracias a mis verdaderos amigos he aprendido a relajarme y seguir mi onda, sin preocuparme tanto y disfrutar más.

Este verano 2017 es mucho más azul y divertido, no he parado de reírme desde que empezó y mira que aún nos quedan más días de sol. Así que desde aquí, aprovecho para agradecer a esos grandes amigos, a los que veo y con los que hablo casi todos los días, a los que están lejos pero que gracias a la tecnología siguen a mi lado y a todos los que saben que tienen un espacio en mi a veces cerrado corazón. (Ustedes saben quiénes son)

Bien dicen que los amigos son la familia que uno puede escoger. Y es cierto. Uno escoge a quien llamar amigo y en quien confiar absolutamente todo sobre ti. Por eso y muchas cosas más, aprovecha a tus amigos este verano.

Si te preguntas dónde hice las fotos, te cuento que fue en la piscina del hotel Aranwa de Paracas. En estos días te armo el artículo completo con todo lo que necesitas saber si quieres pasar unos días por allá. Y si no puedes esperar, entonces entra ya mismo a su página web y mira todos los paquetes que tienen para ti.

Aquí el detalle de lo que llevo puesto:
Lentes: Céline
Ropa de baño: Capittana

Fotografía:
Rodrigo Díaz