Si nunca has ido a Gamarra o tienes miedo perderte, esta guía de principiantes es para ti.

He visto en mis redes sociales una gran acogida por el video  haul de mis últimas compras en Gamarra. Como dije, tomé en cuenta muchas sugerencias y por eso agarré mi carro, a mi mamá y nos fuimos de compras.

Debo decirte que no soy una experta y no conozco todas las tiendas, las calles o huecos de Gamarra. He ido muy pocas veces a comprar cosas específicas: telas, ropa interior, etc. Si mal no recuerdo en algún momento, hace mucho tiempo, compré una que otra cosa pero en ese entonces la variedad y diseño no era como lo es ahora. Así que por ese motivo no regresé.

La situación actual en Gamarra ha cambiado. Y sinceramente he quedado sorprendida. Hay más centros comerciales y tiendas que definitivamente siguen las tendencias y se preocupan por ofrecer un buen producto, algo que me parece genial porque con tanta oferta (tanto nacional como extranjera) las marcas deben preocuparse por tener una ventaja diferencial y sobre todo un valor agregado para nosotras, las consumidoras.

Entonces, ¿qué necesitas saber antes de ir a Gamarra? (En caso no vayas hace tiempo o nunca hayas ido) Aquí te doy algunos consejos, desde mi punto de vista de inexperta que está incursionando en este maravilloso mundo.

-Si vas a ir en tu carro ten en cuenta dos cosas: el estacionamiento te va a costar. Saca tu cuenta, s/.5 la hora (quizás algo más) y créeme que no vas a pasar sesenta o ciento veinte minutos caminando. Yo pensé que en dos horas la hacía y no estimada, no. Me quedé toda una mañana y hasta pasado el almuerzo. Me dolió pagar tanto por tener mi carro en un lugar seguro. Y sí, también puedes encontrar un estacionamiento fuera pero yo soy un poco paranoica con mi carro y prefiero dejarlo en cochera. Así que esto depende de ti. La próxima iré en el tren eléctrico. Es más rápido, más barato, quizás no tan cómodo dependiendo de la hora, pero es una buena forma de llegar.

-Anda con alguien que tenga alguna referencia de las calles y que conozca. No necesariamente tiene que saber dónde está cada tienda pero por lo menos que tenga el suficiente sentido de orientación como para recordar por dónde llegaron. En mi caso, mi compañera de compras es mi mamá.

-No todas las tiendas tienen tallas. Así que pregunta. PREGUNTA. Y si no las tienen, no te desanimes. Simplemente piensa: esa prenda no era para mi. ¿Has visto cuántas tiendas hay en Gamarra? Miles. Así que seguro encontrarás otra cosa de la cual te enamorarás con locura, pasión y desenfreno. Así como con los hombres. Hay muchos peces en el mar, de igual forma, hay mucha ropa en los racks.

-Si encuentras algo que te gusta, pruébatelo. Y si la tienda no tiene probador, entonces juégatela. Ya depende de ti.

-Ahora, con este verano intenso, probarte la ropa e ir de tienda en tienda en cada galería va a ser una tarea difícil, pero no imposible. Si de veras quieres aventurarte al mundo de Gamarra, vas a tener que enfrentar esto. Así que anda preparada. Y mentalizada.

-Y hablando de preparación, aunque suene obvio, lo diré. ¿Qué te vas a poner? La ropa más cómoda del mundo y que sea fácil de sacar y poner. Recuerda, vas a estar probándote ropa en vestidores realmente pequeños. Recuerda protegerte del sol con una gorra y protector solar. Otro consejo adicional para tu vestimenta: lleva una mochila o bolso grande donde puedas meter todas tus compras, será más cómodo.

-Lleva dinero en efectivo, aunque hay algunas tiendas que también aceptan tarjetas (una cosa realmente maravillosa) y si en caso necesitas más, hay cajeros. Solo tienes que preguntar dónde están.

-Si encuentras una tienda fabulosa y no quieres olvidarte dónde queda, pide una tarjeta. Todas tienen. Y si tienen página en Facebook, mejor, así ves las novedades que llegan y sabes cuándo ir. Además, puedes recomendarlas a todas tus amigas. Apoyemos a que Gamarra y sus comerciantes sigan creciendo.

Y esos son todos mis consejos para esta guía de principiantes de Gamarra. ¿Agregarías alguno más?

Si aún no ves mi video haul de compras en Gamarra, aquí te lo dejo.