Después de haber mandando tu curriculum por todos lados y asistido a todas las entrevistas de trabajo en una o más de las empresas de tus sueños, por fin conseguiste el puesto que tanto querías y esperabas. Y probablemente la noche anterior a tu primer día estarás algo nerviosa y emocionada por lo que esta nueva oportunidad traerá para ti y tu futuro. ¡El cielo es el límite chicas! Sin embargo, cuando llega la hora de despertarte, los outfits que habías pensando en usar dejaron de parecerte apropiados, empiezas a sentir algo de pánico y ahora ese brillante futuro empieza a verse algo difuso. Empiezas a preguntarte si está bien usar la falda azul o el pantalón verde, si los tacos están muy altos o si ese statement necklace es too much para usar en la oficina… 

Tranquila. Respira. Todo estará bien. Solo necesitas tomarte un tiempo y planificar lo que debes tener en cuenta para armar el outfit perfecto que demuestre a todos que el puesto es para ti y que has sido la mejor elección. Hace tiempo leí que la palabra clave en tu primer día de trabajo son los detalles. Tú eres la suma de todos esos matices que te hacen única. Anda preparada porque definitivamente serás observada por todos durante las dos primeras semanas en tu nuevo trabajo y cómo serás recibida dependerá mucho de la primera impresión que generes. 
Aquí he hecho una lista de lo que puedes usar en tu primer día de trabajo:
Qué me pongo: primer día de trabajo


1.Vestidos: usa uno que se vea profesional pero trendy e interesante a la vez. Busca unos que tenga detalles inusuales como pliegues estructurados o alguna costura especial. Lo mismo para el tipo de tela de la prenda, quizás algo con un estampado tipo pata de gallo o paisley pero con colores sobrios. 

2. Pantalones: uno tipo dril con líneas simples es un básico para la oficina. Si quieres seguir una tendencia, te cuento que esta temporada los pantalones acampanados y a la cintura estarán en todas, así que hazte de un par y lúcete. 
3. Camisa: no hay nada mejor que una blusa blanca
4. Blazer: para mi este tipo de chaqueta es un infaltable en la oficina. Y si también prefieres la combinación pantalón y chaqueta, puedes probar con siluetas diferentes como una saco corto y entallado con un pantalón a la cintura o quizás, un blazer oversized con un pantalón a los tobillos. 
5. Zapatos: evita los stilettos o plataformas a menos que estés completamente segura que son apropiados para tu oficina y que realmente puedas pasar todo un día con ellos. 
6. Pantys: si quieres agregar algo de color a tu look, y además estar abrigada, elige las medias panty en colores oscuros y enteros. Nada exagerado. 
7. Accesorios: los más simples serán siempre los mejores. Aretes pequeños o perlas. Quizás espera a tu segundo día para usar tus maxi collares y múltiples pulseras. 

Ahora, respecto al peinado y maquillaje, lo de debes tomar en cuenta es: 

1. Un buen cepillado es un must. Se ve natural, prolijo y da un brillo apropiado a nuestro cabello. Es el toque perfecto para cada outfit, así que aprende cómo hacerlo como toda una profesional. Ojo, tu cabello no debe tapar tu cara; sujeta ese flequillo hacia un lado. 
2. Tu maquillaje debe ser natural y en tonos neutros. Nada de sombras azules o brillos. Y en cuanto a labiales, siempre es  bueno apegarse a los de tono rosa. 

Espero que estos consejos te ayuden a tener más claro cuál será tu look para tu primer día de trabajo, así podrás dormir mejor la noche anterior. Recuerda que un buen descanso es indispensable para que tu mente esté en completo funcionamiento y además tu creatividad fluirá muchísimo mejor en tu primer día, ¡suerte!